domingo, 19 de septiembre de 2010

Pulsaciones

“OSCILACIONES PERIODICAS DE LA AMPLITUD DEL SONIDO”
Si se hacen vibrar simultáneamente dos diapasones que den sonidos casi iguales(basta colocar una goma o un “puente” apropiado a una de las ramas de los diapasones) se oirán “pulsaciones”, es decir, se oirán sonidos de intensidad variable(con altos y bajos hasta anularse y volver a subir y bajar alternativamente) esto se debe a que al oído llegan primero las dos ondas en concordancia de fase y después fuera de fase.
Este fenómeno se observa en los tubos de órganos para producir el llamado “vibrato”.


PULSOS PLANOS
Se originan pulsando suavemente el agua de una cubeta con una regla y se propagan de tal modo que la cresta del pulso que avanza permanece siempre paralela a su posición inicial. El frente onda en este caso es rectilíneo y la dirección de propagación, es perpendicular a dicho frente.

PULSOS CIRCULARES
Se producen punzando la superficie del agua con la punta de un lápiz o cualquier otro objeto agudo. Se propagan de modo que la cresta del pulso que avanza forma una circunferencia que va aumentando uniformemente de radio hasta alcanzar lar orillas de la cubeta. El frente de onda, ahora, es circular y la dirección de propagación no es única, pues el pulso avanza en todas direcciones, y en cada punto de dicho frente la dirección esta señalada por el radio respectivo.


PULSOS EN LAS CUERDAS
Tomemos una cuerda de unos 4 metros de largo, fijemos uno de sus extremos, y apliquemos enseguida en el un pequeño impulso llevando la mano hacia arriba y luego hacia abajo, de modo que se origine un solo movimiento de vaivén.
Observaremos la propagación de una perturbación en forma de una cresta que avanza hasta llegar al extremo fijo de la cuerda.
Esta única onda corresponde a una onda única, de corta duración, llamada PULSO.
La misma idea de propagación de un pulso en sentido solo longitudinal se tendrá al observar una locomotora que
retrocede para enganchar el convoy que debe arrastrar: al chocar con el primer vagón, aplica un impulso que se trasmite al segundo, mientras el primero queda en reposo; el segundo lo transmite al tercero, en igual forma, y así, hasta llegar al ultimo. Luego, al partir se observara exactamente lo mismo con respecto al “tirón” inicial de la locomotora.
Ahora, si la cuerda de nuestro ejemplo se mantiene tensa mientras se propaga al pulso originado sé vera que al llegar esta al extremo fijo, rebotaray comenzara a propagarse en sentido cotrario, invirtiéndose el sentido de la cresta, pero conservando la misma forma o perfil que tenia inicialmente.
Este fenómeno se denomina REFLEXION y el pulso que retrocede es el pulso reflejado.
¿Qué ocurrirá, ahora, si en una cuerda se propagan dos pulsos en sentido contrario?
Apliquemos dos pulsos en ambos extremos de una cuerda y observaremos que estos se superponen con diversos resultados, según sus características. Decimos que se produce interferencia de pulsos.

DOS PULSOS CON CRESTAS DE IGUAL SENTIDOLa elongacion de cada pulso resultante, en el momento de cruzarse, es la suma de las elongaciones de los pulsos que interfieren. No obstante, los pulsos recuperan sus perfiles iniciales al continuar su propagación luego de producida la interferencia.


DOS PULSOS CON CRESTAS EN DISTINTO SENTIDOLa elongacion en cada punto del pulso resultante, en el momento de cruzarse, es la diferencia de las elongaciones de los pulsos que interfieren. En este caso, también los pulsos individuales recuperan sus perfiles iniciales, luego de producida la interferencia.

DOS PULSOS IGUALES CON CRESTAS EN DISTINTO SENTIDOLa elongacion del pulso resultante en cada uno de sus puntos, es nula y; en este caso, los pulsos que interfieren se anulan, produciéndose una interferencia total o destructiva.

DOS CRESTAS IGUALES CON CRESTAS EN IGUAL SENTIDOLa elongacion del pulso resultante en cada uno de sus puntos, en el momento de cruzarse, es igual al doble de la elongacion, de cada pulso individual.

También en este caso los pulsos que interfieren recuperan sus perfiles iniciales, después de cruzarse.
Del análisis de los diversos casos de interferencia presentados, se desprende que para determinar el perfil del pulso resultante de la interferencia de dos o más pulso, basta sumar algebraicamente sus elongaciones en cada punto de interferencia. Esto constituye un principio llamado de superposición de pulsos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada